¿Qué echo de menos cuando viajo en bicicleta?

¿Qué echo de menos cuando viajo en bicicleta?

Voy a repetir algo que os he contado en muchas ocasiones: viajar en bicicleta es, bajo mi punto de vista, la mejor forma de conocer el mundo. Eso sí, también hay cosas que echo de menos… En este artículo os voy a contar las principales.

Un viaje en bicicleta en autosuficiencia significa libertad, autonomía y adaptación. También es renunciar a muchas necesidades básicas a las que estamos acostumbrados en nuestro día a día. Y, aunque las echemos de menos, este tipo de experiencia nos ayuda a apreciar las pequeñas cosas, a valorar lo que en nuestra rutina consideramos normal pero que, sin embargo, pueden considerarse lujos. ¿Qué es lo que más echo de menos cuando viajo en bicicleta?

Agua corriente

Según donde estés encontrar agua para beber se puede convertir en misión imposible. En las Islas Canarias ya he vivido en un par de ocasiones la experiencia de no encontrar agua durante un par de días. Desde entonces, por si las moscas, siempre intento llevar de más… Y, claro, tienes que racionarla. ¿Cómo lo hago? Pues básicamente cuando sé que no voy a encontrar agua fácilmente la guardo toda para beber. Eso significa que no puedo fregar los platos, ni ducharme, nada…

Otra situación que puede darse es que tenga agua suficiente para beber y para, por ejemplo, lavar los platos. Sin embargo, limpiar todo lo que has utilizado para comer y cocinar sin un grifo se convierte en una una tarea bastante complicada que requiere de unas habilidades especiales  (sí, gastar muy poca agua es mi misión cuando friego los platos). Es en ese momento cuando valoras de verdad todo el agua que gastamos habitualmente en nuestras tareas cotidianas.

Ducha

Mejor no voy a contar cuántos días he podido estar sin ducharme en un viaje en bicicleta… Pero puedo decir que en cuanto he tenido la oportunidad ha sido lo primero que he hecho 😉 Es cierto que después de un día de pedaleo, da igual si hace frío o calor, lo que más te apetece es ducharte, te ayuda a que el cuerpo regule la temperatura, a sentirte limpia y a relajarte. Si es con agua caliente ya ni os cuento… Pero hay que aceptar no siempre existe la opción de hacerlo y hay que adaptarse, si nos gusta la aventura… es lo que hay.

Una silla

Algo tan sencillo y básico como una silla. Es verdad que podría llevar una de camping pequeñita pero, de momento, no forma parte de mi equipo de acampada.

Por norma general me considero una persona amiga del suelo. Me explico, no me importa en absoluto sentarme en cualquier sitio y no me cuesta sentirme cómoda. Sin embargo, hay veces que después de un duro día de pedaleo encuentras un lugar en el que la superficie está compuesta de piedras donde no es nada cómodo aposentar el culete. Es en ese momento cuando pienso “¡ojalá tuviese una silla!”. Eso sí, como podéis ver en la foto, llevo una pequeña mesa para no tener que apoyar todo en el suelo.

Cocinando en un viaje en bicicleta.
Cocinando en un viaje en bicicleta.

Una buena cocina

Me encanta cocinar pero, sobre todo, comer. Cuando estoy viajando en bicicleta no me gusta renunciar a eso, así que compro verdura fresca y me hago unos platos dignos de Estrella Michelín dentro de la posibilidades de un hornillo.

¿Qué echo de menos? Tener dos fuegos, me encantaría tener dos hornillos y poder poner dos sartenes a la vez pero claro, ocupa demasiado espacio y el peso se incrementa bastante así que es algo a lo que tengo que renunciar.

Lavadora

De nuevo, otra cosa que echo de menos está relacionada con el agua. Poner una lavadora ya no es tan fácil como coger tu ropa, ir a la habitación de al lado, darle al botón y esperar a que este lista.

La mayoría de las veces lavo todo a mano. Creo que algo que compartimos las cicloviajeras y cicloviajeros es que en nuestro día de descanso siempre está dedicado a hacer una colada. Dejamos que se seque y esperamos con ansia que a la mañana siguiente no quede nada mojado.

Si te ha gustado este artículo posiblemente también te interese los miedos antes de un viaje o cómo planificar un viaje en bicicleta cerca de casa.

Si hay otra cosa que echas de menos cuando viajas… ¡Déjalo en comentarios!

Quién soy

Laura en Tailandia

Hola, soy Laura, periodista, economista y aventurera. Desde hace algún tiempo viajo en bicicleta y comparto consejos. Todo eso que me hubiese gustado saber antes de viajar.

Recibe la newsletter

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments